Por Mishell Pérez

Diseñador Instruccional GES

El aprendizaje autodirigido es un proceso por el cual un estudiante esta automotivado y cuenta con iniciativa propia para administrar su progreso de aprendizaje dentro de un curso.  En la educación virtual este proceso es una estrategia indispensable que todo estudiante virtual debe poner en práctica debido a que es una de las piezas claves para poder elevar su potencial y rendimiento en esta modalidad de aprendizaje.

¿Cómo se practica el aprendizaje Autodirigido?

El aprendizaje Autodirigido puede ser desarrollado como una habilidad a través de la práctica de hábitos de estudio, reflexión y administración de nuestros recursos. Para poder poner en práctica este tipo de estrategia también es importante tomar en cuenta cada uno de sus elementos.

Según Juan Domingo  Farnos,  los elementos del aprendizaje Autodirigido son:

elementos del Aprendizaje Autodirigido

  • Para tomar la iniciativa y buscar una experiencia de aprendizaje te recomendamos que primero definas los temas que más te interesan y que pueden ser de gran utilidad en tu entorno profesional y académico.  El entusiasmo por un curso no solo se define por lo que estudias sino sobre todo por lo que crees que puedes hacer con lo que estudias.
  • La responsabilidad debe de ser un hábito para cualquier actividad y convertirse un una cualidad, por lo que una vez que te hayas inscrito a un curso virtual, identifica todos los beneficios que el curso puede traer para ti y comprométete a cumplir todas la actividades que sean necesarias para finalizar el curso de forma efectiva. Recuerda que  si administras tu tiempo y agregas las actividades del curso en tu semana, será mucho más fácil concluir tu curso virtual.
  • Para practicar el aprendizaje autodirigido debes tomar en cuenta tus habilidades tanto académicas como técnicas, si te inscribes a un curso en el que los requisitos académicos y técnicos son superiores a los tuyos, te será difícil comprenderlo y aún más practicar la automotivación y gestión de tu propio aprendizaje.
  • Participa, participa y participa: La participación constante en un curso te da la oportunidad de estar conectado, informado e involucrado. Siempre es recomendable que estés inscrito a un solo curso cada vez para que puedas enfocar toda tu atención, tiempo y esfuerzo.
  • La reflexión es una actividad muy importante para desarrollar el aprendizaje autodirigido. Una vez estés participando en un curso verifica tu progreso de aprendizaje, comparte tu experiencia y aprende de la experiencia de otros, siempre ten una actitud reflexiva ante cada actividad, analiza lo que puedes mejorar y lo que has aprendido para automotivarte a seguir adelante.

A partir de estos elementos un estudiante virtual puede desarrollar el aprendizaje autodirigido y aumentar su efectividad de estudio en la metodología e-Learning.